¿Conoces todos los cuidados que necesita tu caballo?

Un caballo necesita cuidados especiales, por eso ser dueño de uno de estos animales conlleva una gran responsabilidad. Hay que tener en cuenta que los caballos son animales que son salvajes en su naturaleza, acostumbrados a vivir en manada y en espacios abiertos. Por tanto, necesitan ejercicio físico y el contacto con otros seres vivos. Por eso sus cuidados, además, de los necesarios para mantener al caballo saludable, deben incluir ejercicio físico y sociabilidad. Vamos a repasar, pues,los cuidados básicos que todo caballo necesita:

Campas Descanso Club Hípico Mungia

1. Alimentación y agua
Como todos ser vivo los caballos necesitan consumir alimento y agua. Hidratar a tu caballo es muy importante, debes estar muy atento a que nunca le falte agua. Y en cuanto al alimento, el animal debe comer la cantidad de pasto o concentrado adecuada a sus características. Definir y regular su alimentación es importante si quieres que tu caballo se mantenga en condiciones óptimas en cada momento.

2. Establo
Es importante que el caballo tenga un lugar para resguardarse del frío y de la lluvia, y sobretodo, del viento y la humedad, por eso proporcionarle un lugar cómodo y con espacio suficiente es vital. Además, los caballos necesitan camas, lugares donde descansar. Las camas pueden hacerse de paja y/o viruta de madera. Por supuesto , el establo debe limpiarse con frecuencia y mantener las condiciones higiénicas adecuadas para evitar problemas de salud en los animales.

3. Cuidados veterinarios y dentista
Los cuidados veterinarios son esenciales desde el principio de vida del caballo. Debes revisar al animal de forma frecuente para detectar posibles problemas físicos, como cortes, heridas, posibles lesiones o signos de otras enfermedades. Además, el caballo debe recibir un tratamiento antiparasitario y las vacunas adecuadas en cada momento. Por supuesto, no hay que olvidar la salud bucodental, por lo que un dentista especializado debe revisar su boca, al menos una vez al año.

4. Cuidado de los cascos
Otro de los elementos a revisar, son los cascos que pueden agrietarse, e incluso soltarse. Hay que limpiarlos, también, con asiduidad. Cada mes y medio o dos meses el herrador deberá recortar los cascos y revisar el estado las herraduras.

5. Aseo y esquilados
El caballo necesita aseo diario, sobretodo, si pasa la mayoría del tiempo en el establo. Es importante cuidar su pelo para que brille y esté sano, además, debemos esquilarlo, sobretodo, en épocas de altas temperaturas, para evitar que pasen demasiado calor.

Peter esquilado

6. Espacio al aire libre y entrenamiento
Como hemos comentado al principio, el caballo es un animal, que en esencia vive en espacios abiertos y en manada, por eso debemos proporcionar de alguna manera esa libertad al animal. Es importante que salga de forma asidua a una zona abierta, delimitada para que no escape, pero en la que tenga espacio para correr, pastar y pasar tiempo con otros caballos. Si no corremos el riesgo de que el caballo caiga en el aburrimiento o, incluso, en la tristeza. También es importante que el caballo haga ejercicio físico, por lo que es importante el entrenamiento.

En el Club Hípico Mungia, ofrecemos todos estos servicios y algunos más, a los caballos que están bajo nuestro cuidado. Nuestros mozos se encargan de que tu caballo esté en las mejores condiciones, limpiando a menudo los boxes y haciendo sus camas, alimentándoles de la manera más adecuada, siempre bajo la supervisión de nuestros profesores, expertos en todo lo que tiene que ver con el caballo. Además, nuestros profesores se encargan de entrenarlos, con el fin de tenerlos en condiciones físicas óptimas. Contamos, además caminador y amplios espacios, a los que denominamos campas de descanso, donde los animales pastan al aire libre y comparten espacio con otros caballos.

Si quieres que tu caballo esté en condiciones óptimas confía en el Club Hípico Mungia, nuestros servicios son de alta calidad porque los caballos son nuestra vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *